viernes, 2 de enero de 2015

quizás en el nuevo año


maravilla o recuerdo de los viejos
tiempos de milagro y otros imposibles es,
quizás,
el río que fluye en su símbolo
y en su real devenir
del mar hacia la montaña

todo lo demás
las diez mil clasificaciones
la mujer teniendo dos o veinte maridos
el pendiente en el lóbulo lateral izquierdo
o en la nariz
o en el mismo labio
celebrar o no celebrar el amor y la muerte
con rosas blancas
con rosas rojas
con rosas violentas en sus espinas
con el corazón de un dios
                                                           todo eso
y también dedicar la noche al sueño
o a la emboscada
o a la droga o al enamoramiento masivo
                                                         todo es quizás
un hágase descuidado
el sea así y no de otro modo en este momento
(tan distinto de cualquier otro)
un me da igual
o me da por culo
                                                   todo aceptado a beneficio de inventario
eso blando como un reloj pintado
o la máquina y sus piezas intercambiables al servicio del deseo
la voluntad
el capricho
o el calentón de la mujer aburrida
adolescente
niña
romántica
egocéntrica
la historia de las mil casualidades
la probabilidad esdrújula

todo hermosamente blando menos la certeza de que el río
va a dar al mar desde la montaña que no es el morir

(y es imposible al contrario
salvo milagro o maravilla
- también en lo más fijo habita la sorpresa -
y aunque una vez elegido lo precario
el deseo
la voluntad
el amor
la inteligencia
convierten la duda en certeza
y la certeza alucinada golpea el cuerpo

y la luz del alma)