martes, 26 de abril de 2011

Misrata under fire despite rebel victory( "No tienen ni idea de la cantidad de energía y exasperación que estoy deseosa de chuparles hasta que me sienta mejor")


(Pronóstico meteorológico para Misrata)

DíaPronósticoVientoHumedadPrecip %
Hoy
26 abr
BuenoBueno
Máx.: 27° Mín.: 15°
33 km/h NO35%5%
Mañana
27 abr
BuenoBueno
Máx.: 22° Mín.: 15°
36 km/h NO54%15%
jueves
28 abr
BuenoBueno
Máx.: 22° Mín.: 12°
33 km/h NO51%5%
viernes
29 abr
DespejadoDespejado
Máx.: 25° Mín.: 17°
22 km/h E39%5%
sábado
30 abr
Nublado la 2ª mitad del díaNublado la 2ª mitad del día
Máx.: 33° Mín.: 21°
32 km/h SSO16%5%


Misrata, also spelled Misurata or Misratah (Arabicمصراتة‎, also Mişrātah;


Buen tiempo hoy en Misrata.

La luna, como la sonrisa del gato de Chesire, se alzará en el cielo despejado a partir de las ocho para delicia de turistas.

 Supongo que en Misrata existirán personas a las que les atraiga el arte y la escritura, la música o la meditación filosófica. Eso es bueno cuando un tanque lanza sus obuses o la NATO escupe liberadora fuego civilizatorio seminal. O al menos eso me enseñaron mis maestros humanistas. Los poemas en el lager o el violonchelo en las puertas del crematorio son los clavos ardiendo que sacan de su depresión al hombrel.  Las letras y las formas son más fuertes que las granadas y los fusiles.

Me pregunto qué  hacen ahora los artesanos en Misrata e imagino que algunos soldados - como Wittgenstein en la Gran Guerra -  escriben en sus diarios las impresiones de los atardeceres rojos o expresan su compungida alma en frases cortas.

 ¿Qué plasman en sus lienzos los artistas plásticos que sin duda deben vivir en Misrata?.

 La comunidad artística de Misrata me muestra las más sutiles bellezas.

 Misrata bajo el fuego y los esqueletos de los edificios con miliciano en primer plano.

Pass Thru Fire

Yo no participo en ninguna guerra de liberación. Ni me libero ni me salvo.

Ciego en Misrata.

"Todas las campanas dicen lo mismo:demasiado tarde. Es demasiado tarde y estoy segurísima de que siguen sin oírlo. Aún no  saben que tienen que hacer más, y más y más, tienen que intentar llegar hasta mi aunque eso les suponga dejar de comer, de dormir, de respirar aire fresco durante varios días; tiene que intentarlo hasta que mueran por mi. Tienen que sufrir  igual que yo, e incluso entonces no será suficiente. Tendrán que reorganizar  el orden del cosmos, tendrán que  poner fin a la guerra fría, tendrán que dejar de portarse como adultos  llenos de amor y amabilidad que se preocupan el uno por el otro, tendrán que solucionar el hambre en Etiopía, poner fin al comercio de esclavos del sexo en Tailandia, acabar para siempre con la tortura en Argentina. Tendrán que hacer más de lo que nunca hayan podido pensar que iban a hacer, si es que quieren que yo siga viva. No tienen ni idea de la cantidad de energía y exasperación que estoy deseosa de chuparles hasta que me sienta mejor. Los consumiré y los ahogaré hasta que sepan qué poco es lo que queda de mí; incluso después de haber tomado todo lo que hayan tenido que darme, porque les odio por no saberlo"

(E. Wurtzel: Nation Prozac)

4 comentarios:

  1. estás escribiendo de tal forma ... que se revientan las costuras del alfabeto. te leo íntegro y sin reservas y espero ser capaz de hacerlo del derecho y del revés. para escribir así hay que haber estado, mientras se escribía, en Misrata. te abrazo con mi escaso peso y mis huesos obstinados. Misrata y lo anterior es exquisito y trastornado. Me dan ganas de salir a quemar supermercados de libros y poner, sobre piedras, tus papeles.

    ResponderEliminar
  2. Me queda la pequeña fe en tus huesos obstinados y en tus voces que cantan para desgastar las energías de este cosmos depresivo que nos consume energías y exasperación.

    Ciego en Misrata, como siempre, tu voz me vuelve Tiresias durante 15 minutos postwarholianos

    ResponderEliminar
  3. Lug, qué bueno lo que escribes.... perdón por intrometerme aquí, pero llevo tiempo pensando en eso de la última bala , si le explotaría al diablo.... QUé tiene la tortuga bicéfala

    ResponderEliminar
  4. Gracias Wolff. Las letras de la bicéfala agradecen tu entrada. La última bala, por cierto, no tiene por qué ser la última en ser disparada. Cabe que sea la primera y nos mantenga de por vida en algún tipo de fantasía e infierno.

    ResponderEliminar