lunes, 20 de abril de 2015

lo que las luces vomitan





Todo es frágil y engañoso riesgo en esta nave;  no tienes muy buenas cartas que jugar. Sé fuerte y astuto como Ulises en su regreso a la casa incierta que, sin embargo, estuvo y estará siempre ahí. No entres en el laberinto del que demasiado desea. Antes bien, intenta encontrar cada día algo de lo que puedas prescindir o, al menos, el refuerzo para seguir encerrando lo que pareciera ya no deseado en tinajas cubiertas de telas enceradas. No os llevaréis civilizadamente los bienes y tú. Eso ya no es posible. 

2 comentarios:

  1. Que hombre tan lindo. Vos estas rebueno y chevere. Enséñame tu pija.
    Le saludo desde argentina guate Paqui.

    ResponderEliminar
  2. Que hombre tan lindo. Vos estas rebueno y chevere. Enséñame tu pija.
    Le saludo desde argentina guate Paqui.

    ResponderEliminar