martes, 8 de julio de 2014

animal sin complejos y con pinta de gallo se lanza a la piscina provocando a todos aquellos que no se atreven a hacerlo por miedo a perder los rizos

Tres mil cuatrocientos veintinueve kilómetros
 un verso alejandrino si nos da por olvidar
la siempre muy espinosa cuestión esdrújula
suma silábica llegando a tu pálida piel
como quien recorre mil provincias extranjeras


solo si olvidamos juntos la manía
podría llegar esta misma tarde a la playa con ímpetu de colono
o poeta llamado Kavafis
para hablar de algo
no sé
la camisa entreabierta
el atardecer
la camisa entreabierta
la noche
la camisa entreabierta
el amanecer
la camisa entreabierta
la presencia de charcos
en los que se refleja 
la camisa entreabierta

la palabra que gime sonrojos



podemos hablar del tiempo

podemos hablar sin idiomas



podemos sentenciar que hay playas más cercanas,
tengo, es solo ejemplo,  un té reposando
sin sentido a escasos ocho metros

 el té es  playa derramado en la mesa

 todo lo tinta

una playa de color rojo para despertar a la tarde


tres
     mil
         cuatro
                   cientos
                            veinte y
                                        nueve
                                                   kiló-
                                                          metros
                                                                    más
                                                                    allá
                                                                     de
                                                                     el
                                                                     sueño
                                                                la
                                                    camisa
                                            entre
                                abierta


*******


así que me beberé el té y saldré a dar un paseo

simularé ser una joven poeta que se llame Laia o Lol
y seduciré a un marinero politatuado
que me lleve de polizón en su bragueta
o me convierta en delfín azul
todo para llegar al oriente


quiero que mañana encuentres entre las rocas
mientras buceas
a este hombre sin señas

No hay comentarios:

Publicar un comentario