martes, 10 de diciembre de 2013



  La cajita blogger me ha dicho que hay un error en mi escritura antes de que comenzara a escribir. El mensaje apareció arriba y se reflejó inconsciente en el espacio en blanco, mostrando que, en la escritura tecnológicamente mediada,  no hay  espacio realmente vacío.  Luego el mensaje desapareció. No sé si esta ausencia del aviso se justifica  porque el fallo ha sido eliminado o porque aquello fue un error de diagnóstico. O quizás la cajita blogger solo advierte una vez y no da segundas oportunidades. Más tarde, cuando publiques el resultado de tu meditación, se mostrarán las consecuencias de tu mala praxis bajo la forma de letras de tamaños dispares o subrayados no buscados o frases recortadas. Lo peor es si tu fallo no encuentra expresión una vez publicada la entrada. En el código html o en un nivel más profundo seguirá existiendo el error. Quizás tus palabras se amputen en un futuro no muy lejano y, en el fondo de las pupilas del sistema blogger, qué sé yo en qué extraña criatura se convertirán.

2 comentarios:

  1. Rendidos ante la mecánica html y demás solo cabe echarse a la espalda que no sobre los hombros cualquier defecto de sistema que se nos quiere trasladar como fallo humano, aquí llamado usuario...Esta jodida terminología que nos multiplica a cada individuo como si valiéramos por mil cuando estamos vendidos a la primera de cambio. El fondo de retina de blogger es inexplorable, hermano, ni sus propietarios lo tienen claro sin rendir cuentas al Imperio. Y eso que una serie de empresas de esta guisa se le han quejado al Gran Amo del Mundo, no para que no controle nada sino para que se note menos, jej.

    ResponderEliminar
  2. A veces fantaseo con la posibilidad de que un virus introduce en mi ordenador un mecanismo de control de mi cámara web. Así, mientras estoy aquí y ahora escribiendo, estoy siendo observado por un espía. He pensado en tapar el ojo, como aconsejan algunos. Sin embargo, creo que no hay que olvidar que la escritura es un un artefacto y que la traducción de mis golpes en el teclado en códigos extraños "hipervigilados" no cambia "en esencia" el movimiento básico del artificio de la escritura. Un saludo

    ResponderEliminar