jueves, 20 de enero de 2011

6:54: La Tortuja s´en vas aussi a eske sitio bianco. Si la opción es no escribir o escribir sólo en sagrado - no queriendo nada, ni llegada de dios ni virgen ni  grupo de cristianos perseguido por turba o Papa, con todas mis condolencias por la salida violenta de la sangre, inútil la sangría salvo si propia y desesperadamente deseada -,  si esa es la opción, digo, me niego a cerrar el condicional con un entonces porque siempre me pregunto que si entonces hubieran sido así o asá las cosas y mis mentiras piadosas hubiesen arrancado el motor del biplano, si así,entonces, ¿qué hubiera pasado?. Y me digo que nada relevante porque nada se revela como tan así.

 A las 6:54 pienso dejando de escribir porque se inicia la jornada. Me pregunto qué quiero hacer o  a quién quiero ver para hacer algo. Y sólo me salen  Campanilla y el País de Nunca Jamás.

 Eso sí, soy perfectamente capaz de imaginarme un día perfecto,  lleno de paseos por el parque y vino, alguna inflación ajusticiada de músculos y cervicales, dedos girados en artritis y piedras interiores pero todo con muchas rosas.  Soy capaz de tal fantasía y podría perfilar el calendario de un día feliz.

Son las 7:03. El mundo pierde su inocencia y comienza la jodienda.

Like a player pero, desgraciadamente, sólo ficción.

17:02: Pasó el tiempo (sin Campanilla). Me atrae ahora salir a la calle a pisar la tierra y recibir el aire en el oído. Los pies me piden  romper con esta locura que me enferma y ha agujereado toda la inteligencia para al menos una década.Me tendrían que haber observado con desamor de psiquiátrico hace sólo unos minutos. Seguro que depondrían la poesía.

   Ver a los pájaros haciendo nubes en el atardecer encima del parque del general gutiérrez. Como ovnis que, quizás un día  me abduzcan. Ese es mi destino: ahora.

Salir de esta humillación en la que me hago todo encima.
19:34: Vi pájaros replicando todas la formas posibles. Moby Dick, una calavera pirata y el huevo de Parménides. Formas tridimensionales que hacen los pájaros al atardecer. Formas que violentan el aire que se levantaba cuando caía, arrastrado, el sol. Los pájaros hacen formas no sé si contándose la comunidad o simulando monstruosas criaturas para acojonar al Enemigo. La belleza brota y me hace feliz si tiene forma de cimitarra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario