viernes, 16 de marzo de 2012

Cuentos Teológicos (001)

Y verdaderamente ilusos en sus aportaciones,
su pensamiento es esquirla del idiotismo.


Dice en su no decir:

no se hartan de aplicarme a la conjura existencial queriendo, eso no lo explayan, sentarme en la mesa para dar dignidad a sus eructos. No combino bien con la existencia - finalmente puedo resultar indigesto. Si algo,soy la ausencia en todos los simposios y ceremonias, el frío del aislamiento y la falta, el deseo de abrazar al extraño y caer fulminado de amor o navajazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario