miércoles, 15 de junio de 2011

CUADERNOS DE LA BALLENA BLANCA

01.

No sé puede romper lo que ha sucedido en el otro lado.

Para quebrar la impostura, deberíamos ir allí, velar armas y, siguiendo las normas que se prescriben para el caso, proceder a la extrema violencia que la palabra no puede dictar. Abrasar el cuerpo en la tierra de su propia ficción. Porque allí hay rituales muy precisos para borrar lo sucedido. No está  dios dispuesto a modificar la historia a cada paso y menos por capricho de virgen violada. Debemos atraer su voluntad con ingenio más que  con deseo o piedad. Él nada quiere ni muestra compasión alguna. Sólo la nada le incita a la reflexión y a corregir su texto. Los huecos entre letras y la página en blanco.  Es inteligencia, por tanto,  lo que precisa el que al sortilegio se  enfrenta para borrar lo que en el otro sitio ha pasado. El maestro combina los elementos del ars magna en su danza: lapis, flamma, planta, brutum, homo, coelum, angelus, deus.   O eso creo porque hablo desde el centro de este  delirio  y sé que el paisaje se distorsiona por el calor. Pero, no temas amiga, esos procederes  rigurosos  y  bruscos no llegarán  a tu piel ni harán vibrar tu tímpano. No se puede romper lo sucedido en el otro lado porque el acceso está severamente vetado a los que portan virus o miasmas de humor melancólico. Esta imposibilidad se ha marcado en mi laberinto neuronal y es lo que ahora, en oración o en desenfreno, golpeando a un gendarme o  tal  vez dejando mi cuello virgen abierto de par en par a las criaturas de la noche, intento aliviar. Aprendida la lección no preciso la reiteración del recuerdo.  Necesito el vuelo de la mariposa  en el centro de mi mente porque sólo esos barridos de ciento ochenta grados de sus alas (que difuminan los colores en el plano) conseguirán salvarme de mí mismo. No puedo romper lo que ha sucedido en el otro lado porque  no se puede retornar a aquellas geografías en las que nunca se ha estado. Aunque se  crea en el espejismo. Como en tantas otras cosas, la fe no mueve montañas

1 comentario: